Poko Poko, la piscina natural de Hanga Vare Vare

Poko Poko la piscina natural de Hanga Vare Vare Isla de Pascua Rapa Nui

La piscina natural Poko Poko, situada en Hanga Vare Vare, es un pequeño paraíso situado a pocos pasos del centro de Hanga Roa. Conoce los atractivos de este exótico y relajante espacio.

PUBLICIDAD

Poko Poko, la «tacita» de Hanga Roa

Bañistas disfrutando en Poko Poko Hanga Vare Vare Isla de Pascua Rapa Nui

Bañistas disfrutando en Poko Poko

Aunque algunos llaman playa a este pequeño y hermoso lugar, en realidad Poko Poko es una “piscina natural” situada en Hanga Vare Vare, el amplio espacio verde donde se celebran gran parte de los eventos de Isla de Pascua.

Más información sobre Hanga Vare Vare

El simpático nombre de Poko Poko, que en idioma rapanui significa cuenco, bol o plato hondo, resulta muy apropiado dada la forma circular y escasa profundidad de esta poza marina convertida en piscina.

La entrada de esta pequeña ensenada, formada por lava volcánica petrificada, se cerró con una muralla de grandes rocas que contienen la fuerza de las olas, creando así una zona apta para el baño y una agradable área recreativa.

Un pequeño paraíso seguro y accesible

Barandillas y rampas de acceso a la zona de baño de Poko Poko

Barandillas y rampas de acceso a la zona de baño de Poko Poko

El pequeño bosque de palmeras cocoteras, la fina arena de playa y la tibia temperatura del agua embalsada hacen de la pequeña playa Poko Poko un espacio ideal para relajarse.

Las familias con niños disfrutan especialmente de este exótico lugar, ya que el agua no cubre más allá de la cintura y la ausencia de olas permite refrescarse, nadar o hacer snorkel sin preocupación. Además, recientemente se han añadido unas barandillas metálicas que facilitan el acceso a las personas mayores o con movilidad reducida.

A la izquierda de la piscina se levanta una formación de roca volcánica cuya parte inferior aloja una pequeña cueva o karava, que ofrece una codiciada sombra en los días más calurosos. También puede servir de refugio en caso de tormenta o aguacero.

Palmeras cocoteras de Poko Poko

Palmeras cocoteras de Poko Poko

Aunque el espacio más concurrido es la zona verde bajo los cocoteros. Allí podemos tender la toalla, degustar un picnic y terminar la tarde con una merecida siesta arrullados por el sonido del mar.

Poko Poko es una alternativa perfecta a la famosa playa de Anakena y a la vecina playa Pea. Y es que, aunque no presente la belleza de la primera ni se observen tortugas como en la segunda, ofrece otros atractivos.

La principal ventaja es su cercanía al centro de Hanga Roa y su fácil acceso a pie. Esto hace que se pueda visitar más a menudo si queremos darnos un chapuzón sin necesidad de gastar en el transporte necesario para llegar hasta Anakena. Además Poko Poko no suele ser frecuentada por los grupos organizados de turistas y salvo algunos días de la temporada alta, apenas tendremos compañía.

PUBLICIDAD

Unos extraños vigilantes de piedra

Una cabeza de piedra volcánica vigila la orilla de Poko Poko

Una cabeza de piedra volcánica vigila la orilla de Poko Poko

Debido a su poca profundidad y la falta de peligro, en Poko Poko no hay ningún puesto de socorrista o salvavidas. Sin embargo, podemos encontrar unos vigilantes más estáticos y extraños que los anteriores. Hablamos de las figuras de piedra roja volcánica que fueron talladas en antiguas ediciones de la Tapati y que ahora adornan la zona de baño. Esta escoria roja, fácil de trabajar, procede del volcán Puna Pau y es la misma con la que se hicieron los pukao, los tocados que cubrían las cabezas de los moai.

Lee más sobre los pukao, los tocados de los moai

Siglos más tarde, la fantasía de los maestros escultores contemporáneos ha mezclado figuras simbólicas de la cultura rapanui con otras surgidas de su imaginación para crear estas insólitas imágenes.

Una figura grotesca de roca volcánica en Poko Poko

Una figura grotesca de roca volcánica en Poko Poko

Así, por ejemplo, a mano izquierda del acceso principal parece emerger sobre la hierba una gran cabeza de piedra de enormes ojos que nos da la bienvenida. Unos pasos más allá, cerca de la orilla, se levanta otra figura que muestra una cabeza alargada con una gran nariz y un mentón prominente que recuerda al moai kava kava.

A la izquierda, sobre la pared de roca volcánica que forma la cueva, destaca una imagen aún más extraña. Si se la observa de frente se ven dos cabezas de seres, una encima de la otra, enseñando la lengua de forma grotesca y amenazadora. Si giramos un poco, en la base aparece un animal indefinido y sobre él una figura que podría ser una mezcla entre un moai kava kava y un moko o lagarto.

Por último, unos metros más allá, cerca del Ahu O´rongo hay otra esfera rojiza formada por varias figuras entre las que se distinguen un Tangata Manu u hombre-pájaro, una máscara del dios Make Make y una cara tipo Vai a Heva entre otras.

Servicios disponibles

Al contrario que en la famosa playa de Anakena, en Poko Poko no hay kioscos de comida ni servicios higiénicos. En realidad, existen unos aseos situados a la derecha de la entrada de Hanga Vare Vare pero no suelen estar abiertos salvo durante la celebración del festival Tapati. Así que la mejor opción para suplir ambas carencias es acudir a alguno de los restaurantes situados en la acera de enfrente.

Dónde comer cerca de Poko Poko

Terraza de "Donde la Tía Sonia" con vista al Poko Poko Isla de Pascua Rapa Nui

Terraza de «Donde la Tía Sonia»

Al otro lado de la calle, se sitúan varios locales que además de servir menús y platos típicos de la gastronomía local ofrecen unas hermosas vistas del océano y los cocoteros que se mecen al compás de la brisa.

Frente a la entrada de Hanga Vare Vare está Donde la Tía Sonia que sirve menús económicos y platos locales abundantes y sabrosos. La amabilidad de las dueñas y la pequeña terraza abierta, su espacio más solicitado, complementan este restaurante sencillo y acogedor.

A su izquierda se sitúa el ya clásico restaurante Au bout du monde, en cuya carta se pueden encontrar platos de alta cocina de inspiración belga-polinesia. Desde la terraza del segundo piso se observa una hermosa panorámica. Si se quiere cenar allí durante la primera quincena de febrero, aconsejamos reservar mesa, ya que disfruta de una visión privilegiada del escenario sobre el que se desarrollan las representaciones artísticas de la Tapati Rapa Nui.

Entre los dos anteriores está el Neptune Island, uno de los últimos restaurantes que han abierto en la zona, regentado por una simpática pareja cubano-chilena. Su amplio comedor decorado con motivos marineros, un gran ventanal con hermosas vistas y una cocina fusión con excelentes críticas lo han convertido en uno de los restaurantes mejor valorados de la isla.

Cómo llegar a Poko Poko

Llegar al Poko Poko es muy fácil. Si tomamos como referencia la caleta Hanga Roa O Tai y el cruce entre las calles Te Pito o Te Henua y Policarpo Toro, tan solo hay que continuar por esta última unos 250 metros en dirección a Tahai. Después de 3 minutos caminando encontraremos el acceso a Hanga Vare Vare a mano izquierda, frente al local de Dónde la Tía Sonia.

Mapa de ubicación

Centrar mapa
Cómo llegar

PUBLICIDAD

Lugares cercanos

Te puede interesar


×
Simple Share Buttons