Ahu Tongariki, los 15 moai

Ahu Tongariki-Isla de Pascua

Ubicado en Hanga Nui, en la costa sudeste de la Isla de Pascua y a sólo 2 kilómetros de la cantera de Rano Raraku, el Ahu Tongariki es la plataforma ceremonial más majestuosa de toda la isla.

Las palabras se quedan cortas para describir la impresión que causa el contemplar este ahu con sus 15 esculturas gigantescas, enmarcadas por un mar turquesa de fondo y con el sonido de las olas rompiendo en los acantilados. Ahu Tongariki representa el momento de máximo esplendor escultórico de la isla, con una plataforma ceremonial de 220 metros de longitud, es la estructura más grande de esta naturaleza, de toda la Polinesia.

Vista frontal de los 15 moais de Ahu Tongariki Isla de Pascua

Vista frontal de los 15 moais de Ahu Tongariki




Cada una de las estatus es diferente, algunas más altas que otras, algunas con los cuerpos más gordos y otras con los cuerpos más flacos e incluso en las caras algunas presentan rasgos toscos y otras, rasgos más finos. Se cree que estas diferencias se deben a que eran representaciones de los ancestros, por lo que intentaban darles un toque de veracidad. La estatua más grande que tiene puesto su pukao (tocado) mide 14 metros de alto. Para tomar consciencia de las verdaderas dimensiones de esta plataforma y sus moais, es ideal caminar por la parte de atrás.

Ahu Tongariki-Isla de Pascua

Vista del moai con pukao

Como sucedió con los demás ahus, en algún momento de la historia, los Rapa Nui derribaron los moais de Tongariki. Pero además de esto, el terremoto de 9,5 puntos en la escala de Richter, que en 1960 asoló la costa chilena de Valdivia, provocó un gran tsunami en el Pacífico con olas que en laIsla de Pascua alcanzaron hasta los 11 metros de altura, olas que impactaron de lleno en este ahu y arrastraron a los moais hasta 100 metros tierra adentro, dañándolos muchísimo.

Las obras de restauración duraron 5 años, entre 1993 y 1996 y fueron encabezadas por el arqueólogo chileno Claudio Cristino, quien reconstruyó la plataforma basándose en los dibujos hechos por la arqueóloga británica Katherine Routledge. Routledge llegó a Isla de Pascua en 1914, en la primera expedición arqueológica que se hizo en la isla y recogió durante 17 meses gran parte de la información de la que ahora se dispone sobre la cultura originaria de los Rapa Nui.

El proyecto de restauración, que costó más de 2 millones de dólares, fue realizado gracias a los fondos otorgados por el gobierno japonés y con la ayuda de una empresa privada del mismo país (Tadano), que envió a la isla una gran grúa con la que se puso en pie cada moai. Durante las excavaciones se encontraron otros 17 moais destruidos que sirvieron de base para la actual plataforma, como era costumbre hacer cuando se levantaba un ahu en un lugar donde había estado otro de un período anterior.

El "Moai viajero" con Ahu Tongariki al fondo Isla de Pascua

El “Moai viajero” con Ahu Tongariki al fondo

En reconocimiento a la ayuda prestada por el gobierno japonés, en 1982, el moai que se encuentra en la entrada de Tongariki, fue enviado a Japón, en calidad de préstamo, para ser expuesto en las ferias industriales de Osaka y Tokio. Debido a este épico viaje, los isleños lo empezaron a llamar “el moai viajero”. Fue también este moai uno de los que usó Thor Heyerdahl para probar sus teorías sobre el transporte de los moais.

En la ladera que se extiende en dirección a la plataforma, pueden apreciarse 7 pukaos o tocados de escoria roja, que no pudieron ser colocados sobre las cabezas de los moais debido a su gran deterioro. En dos círculos de piedra más cerca de la plataforma, pueden distinguirse petroglifos (labrados en piedra) con forma de tortugas.

También puede apreciarse, en el centro de la plaza, un moai que yace de espaldas. Aunque podría pensarse que algún día estuvo erguido sobre la plataforma, no fue así ya que las cuencas de sus ojos no están talladas, cosa que se hacía una vez que el moai estaba colocado sobre su ahu. Es posible que esta escultura se cayera y se rompiera durante su traslado desde la cantera de Rano Raraku.

A pocos metros de de Tongariki (donde la carretera hace una curva) se encuentra Papa Tataku Poki, un interesante lugar para apreciar otros petroglifos, con imágenes de tortugas, atunes, y varios bajorrelieves que retratan hombres-pájaro.

Bajorrelieve de una tortuga en Ahu Tongariki-Isla de Pascua

Bajorrelieve de una tortuga

Amanecer en Tongariki

Otra de las maravillas de Ahu Tongariki es el indescriptible espectáculo que regala al amanecer. Entre el 21 de Diciembre, “solsticio de verano”, y el 21 de marzo, “equinoccio de otoño”, el sol sale por la parte posterior del Ahu, entre sus gigantescas esculturas de piedra, regalando unas imágenes inolvidables.

Vista de Ahu Tongariki al amanecer Isla de Pascua

Vista de Ahu Tongariki al amanecer

Después de esas fechas, el sol sale detrás del volcán Poike pero es posible captar también maravillosas imágenes de la puesta del sol, por detrás de los moais.

Vista de Ahu Tongariki al atardecer Isla de Pascua

Vista de Ahu Tongariki al atardecer

MAPA





Lugares cercanos

Menu
×
Simple Share Buttons