Ahu Akivi

Ahu-Akivi

Los primeros trabajos de excavación y restauración completos de una plataforma ceremonial en la Isla de Pascua, fueron realizados en Ahu Akivi por el arqueólogo estadounidense William Mulloy y el chileno Gonzalo Figueroa, entre los años 1960 y 1961.

Esta plataforma, a diferencia de la gran mayoría, está ubicada tierra adentro, a 10 km de Hanga Roa. Tiene un largo total de 90 metros, con una plataforma central de 38 metros, en la que se levantan 7 moais con un alto aproximado de 4 metros cada uno y  un diseño bastante homogéneo, lo que hace pensar que se tallaron y levantaron al mismo tiempo.




Se ha especulado mucho sobre la dirección en la que miran las esculturas, ya que se diría que están mirando hacia al mar y no de espaldas a él como era habitual. No obstante, existen vestigios de lo que fue una aldea bastante grande detrás de la plaza, (lamentablemente los restos están en muy malas condiciones y cubiertos por la maleza) por lo que la dirección en la que miran los moais correspondería a su aldea, como era costumbre.

Lo fascinante de Ahu Akivi es que está alineado con los puntos por donde sale el sol en los equinoccios de primavera y otoño (cuando el día y la noche en el Ecuador duran exactamente lo mismo, el 22 de septiembre y el 20 de marzo de cada año). Dado que su ubicación es en el interior de la isla, junto a aldeas dedicadas a la agricultura, conocer el cambio de las estaciones era fundamental para ellos.

Bordeando la plataforma por el lado izquierdo hay un montículo de tierra levantado por los Rapa Nui posiblemente para desviar el riachuelo que se forma en esta zona cuando llueve mucho. Vistos por detrás, es posible notar los arreglos que se hicieron en los moais al momento de su restauración.

Vista posterior de Ahu Akivi Isla de Pascua

Vista posterior de Ahu Akivi

También pueden identificarse dos fosas crematorias. En una de ellas se encontraron grandes cantidades de cenizas humanas y ofrendas mortuorias como estatuillas pequeñas, mientras que en la otra no se halló nada, ésto llevó a William Mulloy a afirmar que esta última nunca se habría usado.

Desde que se pusieron en pie los siete moais de esta plataforma, surgió la tesis de que representaban a los 7 exploradores que llegaron a la isla para abrir camino al Rey Hotu Matu’a, según afirma la tradición oral. Sin embargo, estos moais pertenecen a un período escultórico bastante tardío, posterior al año 1.440 d.C., por lo que sería poco probable que fuera erigida en honor a ellos.

Algunos estudios sugieren que este ahu fue levantado entre los años 1442 y 1600. Esto ha llevado a la arqueóloga estadounidense Jo Anne Van Tilburg a postular la teoría de que durante ese período gobernaron en la isla 8 reyes y que fue el octavo de ellos el que mandó levantar Ahu Akivi en honor de sus predecesores que habrían sido sus ancestros directos.

La mejor luz para ver este sitio arqueológico y conseguir buenas fotos, se tiene por la tarde.

Ahu Akivi al atardecer Isla de Pascua

Ahu Akivi al atardecer

Aquí también, justo antes de entrar a Ahu Akivi, empieza la caminata al punto más alto de la isla, el volcán Maunga Terevaka.

MAPA





Lugares cercanos

Menu
×
Simple Share Buttons